Ciencia y tecnología
María Alejandra Pinzón Bohorquez

Dieta alta en grasas

Cuando se habla de dietas, usualmente son patrones o cambios alimentarios utilizados para lograr los objetivos de cada paciente, como el control del peso o tratamiento de algunas enfermedades, por lo que en la actualidad la dieta cetogénica es una realidad cada vez más aceptada y reconocida por la población general.

Los humanos necesitamos, al igual que todos los seres vivos, energía para poder vivir, por lo tanto, es importante consumir cantidades suficientes y balanceadas de alimentos que aporten los tres grupos de nutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas). La dieta cetogénica consiste en reconfigurar el metabolismo o la manera en que el cuerpo aprovecha los nutrientes, incrementando en la alimentación el contenido de grasas y disminuyendo la cantidad de carbohidratos, lo que genera mayor producción de grupos cetónicos (producto de la metabolización de grasas). Esta producción de grupos cetónicos es lo que sucede durante la inanición o hambruna, que obliga al cuerpo a utilizar la grasa como principal fuente de energía.

...es importante consumir cantidades suficientes y balanceadas de alimentos que aporten los tres grupos de nutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas)

La planeación e instauración de una dieta cetogénica deberá ser por un profesional de la salud, como un nutricionista o un nutriólogo. Además, dependerá de las necesidades o condiciones médicas del paciente, su duración será determinada por las metas que se buscan con la dieta y siempre tendrá tres fases sucesivas para su implementación o uso (Inicio, mantenimiento y retiro).

 

La dieta cetogénica es beneficiosa como terapia adyuvante contra el cáncer, al potenciar el efecto antitumoral de la quimioterapia y la radioterapia.(1) También es utilizada como tratamiento contra la epilepsia refractaria farmacorresistente en niños, gracias a que esta produce efectos anticonvulsivos y neuroprotectores que mejoran el estado cognitivo. Su efectividad en la pérdida de peso también se ha evaluado, aunque aún es incierta su efectividad respecto a otros planes de alimentación.

Sin embargo, también posee algunos efectos adversos que pueden ocurrir al comienzo o luego de un tiempo y llegan a ser graves, debido a la manera en la que la dieta cetogénica funciona (descrito arriba) y a que de cierta manera el cuerpo se auto-ataca para obtener los nutrientes necesarios para un funcionamiento óptimo. Los efectos a corto plazo incluyen deshidratación, anomalías electrolíticas, hipoglucemia, letargo, hiperuricemia, acidosis, dolor abdominal, náuseas, diarrea y estreñimiento. Los efectos a largo plazo incluyen hipoproteinemia, hipocalcemia, hipercalciuria, urolitiasis, cambios en el perfil lipídico, hepatitis, pancreatitis aguda, aumento de transaminasas y/o cardiomiopatía.(2)

Para contrarrestar los efectos, en un bajo porcentaje de pacientes se necesitan modificaciones en la dieta y/o tratamiento adicional; en casos graves, que son en pequeña proporción, es necesario que el paciente abandone la dieta cetogénica, ya que esta no es una dieta equilibrada y es posible que la ingesta y equilibrio de vitaminas se vea comprometida.

 

En resumen, la dieta cetogénica es un aumento en la cantidad de grasas que se consumen en la alimentación, se utiliza para el tratamiento de algunas condiciones médicas, puede contraer efectos adversos y siempre debe ser prescrita por un profesional idóneo.

 

REFERENCIAS:

  1. Vidali S, Aminzadeh S, Lambert B, Rutherford T, Sperl W, Kofler B, Feichtinger RG. Mitochondria: The ketogenic diet--A metabolism-based therapy. Int J Biochem Cell Biol. 2015 Jun;63:55-9. doi: 10.1016/j.biocel.2015.01.022. Epub 2015 Feb 7. PMID: 25666556.
  2. Ruiz Herrero J, Cañedo Villarroya E, García Peñas JJ, et al. Safety and Effectiveness of the Prolonged Treatment of Children with a Ketogenic Diet. Nutrients. 2020;12(2):306. Published 2020 Jan 24. doi:10.3390/nu12020306

 

Autor

Mateo Cadena Espitia

Mateo Cadena Espitia, Estudiante de medicina de segundo semestre en la Universidad El Bosque perteneciente al Semillero de Nutrición, Genética y Cáncer.  Información de contacto: mcadenae@unbosque.edu.co

Autor

Jennifer Juliana Iguarán Rodriguez

Jennifer Juliana Iguarán Rodríguez, estudiante segundo semestre de medicina en la Universidad El Bosque, partícipe del Semillero de Nutrición, Genética y Cáncer, interesada en temas como envejecimiento y cáncer. Instagram: @Toxicchampaagne. Información de contacto: jiguaran@unbosque.edu.co

Autor

María Alejandra Pinzón Bohorquez

María Alejandra Pinzón Bohórquez, estudiante de medicina Universidad El Bosque, segundo semestre. Miembro del Semillero de investigación  sobre nutrición, genética y cáncer. Interesada en temáticas de genética, fisiología y nutrición. Instagram: @ma.apb Información de contacto: Mapinzon@unbosque.edu.co